Primer Acto. 356

Primer Acto. 356

EDITORIAL
TODO ES INFANCIA, por Ángela Monleón

Escribo estas líneas después de la atenta relectura de las 312 páginas que construyen este número. Respiro hondo. Me fumo un par de cigarros… ¿Por dónde empezar? Son tantas cosas. Cierro los ojos ante el papel en blanco. Y escucho. Empiezan a volar las palabras, con la prisa por hacerse entender… Ya está. Me miran fijo, quizá desde la cubierta de un barco, una cuneta o un vertedero de basura. Y dicen: Todo es infancia.

Es cierto, pienso. Crecer no debiera ser nunca renunciar. A los deseos –ya fantasías–, al sueño de un mundo más justo –qué tontería y qué manera de perder el tiempo–, a los finales felices –imposibles, que ya se sabe que el hombre es el lobo del hombre–, en definitiva, a todo aquello por lo que merece la pena vivir. ¿Cómo va a ser eso crecer?

La sección con la que siempre abrimos Primer Acto se dedica esta vez a las infancias, las propias y las ajenas, buscando ese plural intencionado que acoja todos los lugares por los que transitan los más de treinta navegantes que han emprendido travesía.

Suscripciones y pedidos

Primer Acto Tercera Época. Suscripciones y pedidos.

Primer Acto ofrece varias posibilidades para la suscripción o adquisición de la revista y de otras prublicaciones.

  • Suscripción anual
  • Pedido de uno o varios ejemplares
  • Envío nacional e internacional
  • Diferentes facilidades de pago

Puede realizar su solicitud rellenando el siguiente formulario: