Primer Acto. Tercera Época: 2012

Por qué una nueva etapa

PRIMER ACTO inicia una nueva fase al amparo de una nueva actitud social que solicita, a escala mundial,  un cambio en el orden y la cultura política de nuestro tiempo.
El teatro como escenario social

PRIMER ACTO entiende el teatro como un espacio en el que convocar, dentro de una tradición secular, las contradicciones, carencias y esperanzas democráticas de la sociedad de nuestros días. Necesitamos, más allá de la protesta o la aceptación, profundizar en el pensamiento social y personal, aportando los elementos éticos y estéticos del gran teatro.

La presencia de América Latina

América latina forma parte de la historia de Primer Acto. En su nueva época, se reforzará aún más esta presencia integrando, de manera regular, la participación de firmas destacadas en los distintos números.

Comité de Honor y nuevos socios

Un Comité de Honor, presidido por Federico Mayor Zaragoza, integrará a un grupo significativo de personalidades de  España y América Latina, junto a figuras europeas y africanas.

Se abre también un nuevo espacio de colaboración distintas instituciones y movimientos teatrales a partir de la Real Escuela Superior de Arte Dramático de Madrid, que se suma a esta nueva etapa, integrando a sus alumnos en prácticas y poniendo al servicio de la Revista su red de contactos.

Se consolida también la colaboración con la Fundación Cultura de Paz, por la sintonía en objetivos y convicciones.

Consejo de Redacción

Dirigido por José Monleón, el Consejo cuenta ya con la implicación de figuras destacadas el panorama teatral y cultural (Itziar Pascual, Juan Mayorga, Ignacio Amestoy, David Ladra, Manuel Aznar, Ángel Martínez Roger; Josep M. Benet i Jornet, Ángela Monleón….), a los que se suman colaboradores latinoamericanos de primer orden (Carlos José Reyes, Tito Cossa, Mauricio Rosencoff….).

Periodicidad y temas

En su nueva etapa, Primer Acto ajusta su periodicidad a dos números dobles (342/3 y 344/5) al año (junio y diciembre), de 300 páginas aproximadamente cada uno, con dos grandes bloques monográficos sobre La justicia en el teatro y La voz del 99% en el teatro. En ambos casos con una obra inédita y fundamental.

Junto  a estas monografías, cada número incluirá otros temas acordados por el Consejo de Redacción y la publicación de un texto teatral.

Suscriptores y Nuevas tecnologías

PRIMER ACTO cuenta hoy con una base de suscriptores que se ha mantenido fiel a lo largo de la historia de a revista. Sin embargo, uno de los objetivos de esta nueva fase será el uso eficaz de las nuevas tecnologías (actualización de a web, campañas de microfinanciación, face book, etc…)

 

Primer Acto: 1957 - 2011

Reflexionar sobre la trayectoria de la revista Primer Acto es algo más que realizar una acción laudatoria sobre un hecho cultural insólito. En un país como España, donde la valoración de la estabilidad, el compromiso con los discursos plurales y la importancia de salvaguardar la memoria, no es práctica habitual, resulta realmente admirable que podamos celebrar el cincuenta aniversario de una aventura editorial que nació en abril de 1957. Guillermo Heras

Quizás hoy, para algunos, esa impresionante tarea vertebradora de Primer Acto sólo sea, en el mejor de los casos, una página importante de la historia del teatro español contemporáneo, permeable ahora a innumerables flujos de información, intercambios y modas. Para otros, en cambio –entre los que me cuento–, la labor incansable de Monleón y sus sucesivos, encomiables equipos, aglutinados tercamente en torno a esa entrañable revista, sigue siendo un ariete imprescindible en la renovación moral y artística de nuestra vida escénica, amenazada por nuevos y más tentadores riesgos de banalidad. José Sanchis Sinisterra

Gracias a Primer Acto se dio a conocer en nuestro país la obra de autores que ya eran en aquel momento, o lo han sido con el transcurso de los años, piezas fundamentales de la dramaturgia contemporánea: una simple ojeada a los fondos de la colección genera, aún hoy, una sensación de asombro y plenitud, semejante a la que podríamos percibir al entrar en la mejor biblioteca especializada. Y no sólo textos: gracias a Primer Acto se tomó contacto con otras realidades escénicas, con otras maneras de entender la praxis teatral y se abrió la puerta a otras sensibilidades, a la vez que se facilitaba a los profesionales un espacio de libertad y de debate, hasta entonces desconocido. Primer Acto fue también un eficaz instrumento de aproximación a la realidad teatral latinoamericana, ámbito de actuación y de intercambio que se ha visto ampliado en los últimos años, con la incorporación de la revista a las actividades del IITM. Rodolf Sirera

Pero, de pronto, como un rayo caído del cielo sobre nuestras cabezas, y no exagero, apareció la revista Primer Acto. Leí por primera vez el nombre de Beckett en esa revista. Leí el nombre de Brecht en esa revista. Y los pocos esquemas escénicos que rondaban por mi cabeza se rompían en mil pedazos y daban paso a dudas, a nuevas convicciones… Primer Acto fue para nosotros, de pronto, lo más parecido a una guía teatral rigurosa, valiente, atrevidamente crítica, aunque en los tiempos que corrían eso podía pagarse muy caro. Y a pesar de los peligros constantes, la revista fue creciendo, acogiendo en las 64 páginas de letra minúscula para aprovechar el espacio que tuvo durante muchos años, cualquier viento que abriera puertas innovadoras al mundo de la dramaturgia, mundial, y atenta siempre a las experiencias renovadoras que iban surgiendo en las Españas. Josep M. Benet i Jornet.

Como crítico, como editor de la revista Primer Acto, como creador del Instituto Internacional del Teatro del Mediterráneo y del Festival Madrid Sur, como insistente agitador, Monleón no ha dejado de pelear para que nuestro teatro sea más culto, más reflexivo, más memorioso. Nos ha presentado a creadores cuya influencia ha sido luego determinante y ha dado visibilidad a creaciones en cuyo valor casi nadie reparaba; ha custodiado la memoria de obras y autores sin cuyo conocimiento no podríamos entender de dónde venimos n quienes somos; ha sido mediador de fértiles alianzas artísticas; ha despertado vocaciones y sostenido otras que se tambaleaban; ha abierto debates decisivos sobre el sentido y las tareas del teatro. Juan Mayorga

primer acto
2012: TEATRO SIGLO XXI

 

Primer Acto

Primer Acto. 353
Primer Acto. 353

Textos Teatrales

  • Itsi Bitsi”, Iben Nagel Ramussen (Odin Teatret). Primer Acto, 346 (enero-junio 2014): 102-109
  • “La selva es joven y está llena de vida”, Rodrigo García. Primer Acto, 346 (enero-junio 2014): 174-193
  • “Linfojobs”, María Velasco. Primer Acto, 347 (julio-diciembre 2014): 47-54
  • “La araña del cerebro”, Nieves Rodríguez Rodríguez. V Premio Jesús Domínguez. Primer Acto, 347 (julio-diciembre 2014): 116-153
  • “...